El tiempo en: Sanlúcar
Martes 21/05/2024  

Andalucía

¿Cuánta agua gastamos en lavarnos los dientes o en darnos un baño?

La ciudadanía creemos que ahorramos agua pero, ¿sabemos realmente lo que consumimos?

  • Una ducha. -

Que en Andalucía nos espera un verano complicado de sequía no es un secreto para nadie. El aumento de las temperaturas, las pocas lluvias de este invierno y la poca concienciación ciudadana, ha provocado un panorama desolador para los próximos meses.

La ciudadanía creemos que ahorramos agua pero, ¿sabemos realmente lo que consumimos?

Si dejamos el grifo abierto al lavarnos los dientes, gastamos de media 20 litros en cada lavado, lo que se eleva a 60 litros diarios si nos cepillamos los dientes tres veces al día. En una familia de 4 personas, el gasto diario se eleva a 240 litros de agua, solo en lavarse los dientes. Por el contrario, si lo hacemos cerrando el grifo al cepillarnos, se gasta de media solo 1 litro.

Lavar los platos es otra de las tareas que más agua consume. Hacerlo con el grifo abierto conlleva un gasto medio de 100 litros por lavado, mientras que si enjabonamos todo y después enjuagamos, estaremos ahorrando unos 80 litros por lavado. Pero además, será todavía mejor si usamos un lavavajillas, que gasta de media unos 10 litros por lavado, ahorrado 90 litros.

A la hora de la tirar de la cisterna, se van unos 12 litros de agua por el desagüe. Si una persona usa el váter de media 8 veces al día, estaría gastando 96 litros diarios.

En una ducha de cinco minutos gastaríamos unos 100 litros de agua, mientras que para llenar la bañera se necesitan 200 litros.

¿Y un grifo que gotea? Un grifo estropeado, goteando cada segundo, provoca un gasto de 30 litros de agua al día.

A estas actividades diarias habría que sumar poner una lavadora, afeitarse, lavarse la cara... y un sinfín de prácticas en las que, sin saberlo, o siendo conscientes, se hace un gasto excesivo de un bien tan preciado como es el agua. 

Cerrar el grifo cuando no haga falta, optar por duchas cortas en vez de baños, utilizar aparatos modernos (cisternas de doble descarga, cabezal de ducha eco) o preferir el lavavajillas al lavado a mano son algunos de los cambios que podemos hacer en casa para no contribuir a la escasez del agua.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN