El tiempo en: Sanlúcar
Sábado 25/05/2024  

Andalucía

El dolor abdominal afecta al 30% de los escolares y es una causa frecuente de absentismo

Es un trastorno digestivo que provoca dolores de barriga muy frecuentes y continuados en el tiempo; se llama funcional porque no está causado por una enfermedad

  • Aula de un colegio. -

Pediatras y gastroenterólogos han lanzado este lunes una campaña para sensibilizar sobre el dolor abdominal funcional que afecta al 30 % de los niños en edad escolar en el mundo, una causa "importante" de absentismo de las aulas.

Es un trastorno digestivo que provoca dolores de barriga muy frecuentes y continuados en el tiempo; se llama funcional porque no está causado por una enfermedad digestiva u otros problemas médicos, pero no significa que el dolor sea imaginario o fingido.

Según han informado este lunes la Asociación Española de Pediatría y la Sociedad Española de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica se suman a la iniciativa de sus homólogos europeos para concienciar y entender mejor este trastorno.

Con ese fin se repartirá material educativo en diferentes idiomas entre familias y pediatras.

El dolor abdominal funcional afecta al 30 % de los niños en edad escolar y es el trastorno más habitual que se consulta a los pediatras.

Este problema genera una mala calidad de vida para el niño y se asocia a un mayor absentismo escolar y a trastornos comórbidos de salud mental, como depresión y ansiedad, explica la nota de prensa.

“El dolor abdominal funcional es un trastorno benigno pero insidioso que afecta a la vida diaria, no solo del niño que lo padece sino de toda la familia. Si se aborda correctamente, más del 80 % de los niños que lo sufren no tendrán más dolor”, señala Sanja Kolacek, de la Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica.

El profesor Marc A. Benninga, gastroenterólogo pediátrico, explica que “el dolor abdominal funcional es muy frecuente en todo el mundo. A veces es intermitente, pero suele afectar a la calidad de vida. Los niños que lo padecen sufren más ansiedad, depresión y una peor calidad de vida”.

El diagnóstico debe incluir: dolor episódico o continuo que dura al menos 4 días al mes durante al menos 2 meses; el dolor no se produce solo durante la comida o la menstruación; no cumple con los criterios de otros trastornos gastrointestinales funcionales y no se puede explicar con otro trastorno clínico.

Los niños también pueden quejarse de dolor de cabeza, mareos, cansancio, dolor en las extremidades y náuseas coexistentes.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN