El tiempo en: Sanlúcar
Sábado 18/05/2024  

Andalucía

La mortalidad afecta más a los obreros cualificados y no depende del tipo de empresas

Siete de cada diez fallecidos en 2008 en el ámbito de la edificación era personal cualificado, según el primer estudio nacional relativo a este sector, que también revela que la siniestralidad afecta por igual a contratas y subcontratas

  • Un obrero trabaja con sus medidas de seguridad. -
Siete de cada diez fallecidos en 2008 en el ámbito de la edificación era personal cualificado, según el primer estudio nacional relativo a este sector, que también revela que la siniestralidad afecta por igual a contratas y subcontratas, pese a la creencia de que la mortalidad es mayor en estas últimas.

La investigación, elaborada por la Fundación Musaat -la mutua de seguros para aparejadores y arquitectos técnicos-, fue dada ayer a conocer en el marco de unas jornadas sobre seguridad y salud en la edificación celebradas en Granada.

El estudio recoge el análisis de 77 siniestros registrados el año pasado en los que se produjeron 83 víctimas mortales en todo el territorio nacional en el ámbito de la edificación, sector al que la siniestralidad, unida a las patologías laborales y los procesos penales, le supone un coste de unos 60 millones de euros anuales, según expuso el presidente de Musaat, José Arcos.

La investigación concluye, entre otros aspectos, que el oficio de albañilería es el más afectado por los accidentes laborales mortales en edificación (49%) -probablemente por un exceso de confianza del oficial cualificado frente al riesgo-, y que, tanto en esa fase de la obra como en otras, la forma predominante es el aplastamiento como resultado de una caída, con una incidencia del 34%.

Por ello, la mutua de seguros considera que los esfuerzos en materia de seguridad en la edificación deberían ir orientados hacia la albañilería y las caídas de altura en general.

No obstante, las fases más críticas son la de la estructura, junto con la de fachada y la de cubiertas, que suman el 42% de los siniestros.

El estudio aporta además conclusiones contrarias a creencias generalizadas o a las que se derivan de otras investigaciones similares realizadas hasta ahora como que la mayoría de los accidentes lo sufren trabajadores a los que se les supone formación debido a su categoría.

En concreto, el 71% de los accidentados son oficiales, encargados y constructores, según el estudio, que también revela que el hecho de que el accidentado pertenezca a la contratista principal o a una subcontrata no parece tener una influencia decisiva en la siniestralidad laboral mortal en el sector de la edificación.

Esa conclusión la evidencia el hecho de que el 51% de los fallecimientos registrados el año pasado se produjeron en la empresa contratista original, y el 49% en subcontratas.

Los datos indican también una distribución equilibrada de los siniestros respecto a los días de la semana en que se producen, aunque destacan por los martes y los viernes, mientras que en cuanto a las franjas horarias, suelen ser las horas de entrada (antes de las 9.00 horas) y las de después de comer (entre las 15.00 y las 16.00 horas) las que registran un mayor número de accidentes.

El estudio también arroja datos como que la tipología de nueva planta edificación en altura es la de mayor siniestralidad, ya que en ella se produjeron el 51% de los siniestros analizados.

El objetivo de Musaat con este estudio es el de promover la investigación de la siniestralidad en el ámbito de la edificación para analizar sus causas y promover medidas correctoras que frenen los accidentes laborales, según su presidente.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN