El tiempo en: Sanlúcar
14/04/2024  

Barbate

Un Abreboca para la historia: Mari Charo Suárez y la nostalgia con futuro de la Pachanga

Suárez, con su pregón magistral, no solo honró la historia de La Pachanga, sino que puso una semilla para el futuro que llega con el cambio generacional

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....

Un Abreboca de la Pachanga, un pregón que quedará para la historia carnavalesca de Barbate. Hablamos de lo vivido este sábado gracias a Mari Charo Suárez. Y aunque uno, el que esto escribe, no es una eminencia en Carnaval y para colmo no es muy amante de los pregones, tengo las neuronas justas para saber cuando el arte se abre paso y detiene el tiempo. Y es que generalmente, cuando asisto a un pregón, ya sea de Carnaval, de Semana Santa o de la Feria, rara vez me emociono y son muchas las veces las que rezo para que concluya. Ayer recé para que no llegara el final. Ayer me sumergí en cada pupila que se humedecía y en la risa que brotaba. Y es que es mucho lo que desprende cada escrito, cada palabra, cada sílaba, que sale de las manos, de las entrañas de Mari Charo Suárez.

Y aunque uno, el que esto escribe, no es una eminencia en Carnaval y para colmo no es muy amante de los pregones, tengo las neuronas justas para saber cuando el arte se abre paso y detiene el tiempo. Y es que generalmente, cuando asisto a un pregón, ya sea de Carnaval, de Semana Santa o de la Feria,

A lo que vamos. El corazón del Carnaval de Barbate comenzó a latir con fuerza este 3 de febrero, cuando la sede de La Pachanga se llenó de color, música y emoción para dar inicio al trigésimo sexto 'Abreboca'. Este evento, tan esperado por los carnavaleros, se ha convertido en un símbolo de tradición y pasión, y en esta ocasión, la talentosa Mari Charo Suárez, carnavalera hasta la médula, autora y letrista, tuvo el honor de ser la pregonera.

Abreboca de la Pachanga.

El preludio festivo tuvo lugar en la sede de la emblemática Peña Carnavalesca, un espacio cargado de historia y significado para los habitantes de Barbate. Mari Charo, con su elocuencia y entrega, condujo un pregón que se sumergió en las raíces del Carnaval, con especial atención a La Pachanga, que este año celebró su trigésimo sexta edición. La pregonera repasó con nostalgia y cariño los nombres propios que han marcado la trayectoria de la peña, enfocándose especialmente en las mujeres que han dejado una huella imborrable y en los socios pioneros que allanaron el camino para las generaciones futuras.

El discurso de Mari Charo no solo fue un viaje al pasado, sino también una mirada esperanzadora al futuro. La nueva Junta Directiva de La Pachanga, según la pregonera, representa un cambio generacional necesario para preservar y enriquecer las tradiciones carnavaleras. La sede de la peña se convirtió en un escenario donde la historia se entrelazaba con la promesa de un futuro vibrante para el Carnaval de Barbate.

El pregón, elogiando el esfuerzo y la dedicación de los autores, músicos y participantes de las agrupaciones, se convirtió en una oda a la vida y al Carnaval. Mari Charo expresó con maestría su profunda conexión con esta festividad, destacando su pasión y amor por cada rincón de Barbate. La artista de las letras no escatimó en emociones, haciendo del pregón un compendio valiente, divertido y musical que resonó en cada rincón de La Pachanga.

A través de su pregón, Mari Charo logró transformar la sede de La Pachanga en un lugar donde la amistad, la familia y la lucha por seguir adelante fueron celebradas con fervor. Fue un canto a la resistencia, una invitación a colocarse dos coloretes en las mejillas y lanzarse a las calles a cantar contra la adversidad. En este viaje emocional, el pregón no solo humedeció mejillas, sino que también despertó sonrisas y carcajadas, tejiendo una experiencia inolvidable para los presentes.

Mari Charo repasó la historia de la una peña a través de sus nombres propios, con especial atención a esas mujeres que la han hecho grande y a sus socios pioneros. Un pregón con una nostalgia de las que miran al futuro, al cambio generacional que tiene como ejemplo la nueva Junta Directiva de la Peña.

El Pregón también alabó el Carnaval de Barbate, sobre todo el esfuerzo y la dedicación de sus autores, músicos y componentes de las muchas agrupaciones que dan la cara por la fiesta año tras año, en las calles de Barbate y también sobre las tablas del Gran Teatro Falla de Cádiz.

Abreboca de la Pachanga.

Charo Suárez describió a la perfección su pasión por el Carnaval, su apego a una fiesta que lleva dentro. Un pregón valiente, divertido, musical, emotivo, un pregón completo, de esos que merecen la pena escuchar porque dicen mucho de unas fiestas pero también de quien las vive con pasión, con amor.

Un pregón carnavalero que fue también una oda, una magnífica oda a la amistad, a la familia, a la lucha por seguir adelante, por colocarse dos coloretes en las mejillas y echarse a la calle a cantar contra la adversidad, contra los pesares que muchas veces nos trae la vida. Un pregón que fue un canto precisamente a la vida, a febrero…Un pregón para la historia que lo mismo humedeció mejillas que despertó sonrisas, incluso carcajadas… un pregón escrito por una artista de las letras que es capaz de dotar a cada palabra, a cada sílaba, de una emoción, de un sentimiento. Un pregón que se hizo corto y eso es mucho cuando hablamos de pregones, generalmente excesivamente planos. Un pregón que fue una montaña rusa, con zapateo en el suelo, con guitarra, con voces, con alma, con mucha alma. Un pregón con su punto reivindicativo, con su crítica justa y necesaria, pero un pregón amable con el pueblo al que Mari Charo ama con locura, con casi la misma locura con la que desvive por el Carnaval. Una mujer de bandera, pura fuerza, polifacética, sin pelos en la lengua y de una sola cara que mantiene incluso cuando se disfraza en estos febreros locos.

En resumen, el trigésimo sexto 'Abreboca' de La Pachanga marcó el inicio de un Carnaval en Barbate que promete ser inolvidable. Mari Charo Suárez, con su pregón magistral, no solo honró la historia de La Pachanga, sino que también se convirtió en una figura clave para las festividades venideras. Con la sede de la peña como testigo, el Carnaval de Barbate comenzó con un rugir festivo que resonará en la memoria de los carnavaleros por mucho tiempo.

MARI CHARO SUÁREZ…

Desde principios de los 2000, Mari Charo Suárez se convirtió en un pilar fundamental del Carnaval de Barbate. Inició su andadura como parte activa y esencial de la festividad, guiada por la pionera Carmeli Jodar, quien llevó por primera vez una agrupación de mujeres al Gran Teatro Falla. Mari Charo comenzó como segunda y guitarra en la comparsa "Por los caminos de Dios", una experiencia que marcó el inicio de su camino en el mundo del Carnaval, un camino que ya abarca casi un cuarto de siglo.

El salto de Mari Charo como autora se produjo en 2006 con la comparsa "Cosiendo coplas", seguido por otras destacadas agrupaciones como "La buena vida", "A contracorriente", "A la mar Carmela", "Las Divas", "Juana" y muchas más. Estas comparsas no solo destacaban por su potencia, sino también por su empoderamiento y por dejar claro que el papel de la mujer como autora, componente, música y carnavalera era firme y perdurable.

Abreboca de la Pachanga.

Abreboca de la Pachanga.

En 2006, Mari Charo también tuvo el honor de ser pregonera del Carnaval de Barbate, una tarea que asumió con respeto y dedicación. Su nombramiento como pregonera del Abreboca XXXVI no fue solo una casualidad, sino una elección fundamentada en su trayectoria, compromiso y amor por el Carnaval.

Mari Charo continuó su labor inculcando el espíritu carnavalesco a nuevas generaciones, liderando agrupaciones como "La dama y el vagabundo" o "La comparsa más mala del mundo". Además, formó parte del coro de Luis Rivero durante tres años y desempeñó el papel de jurado en el COAC de infantiles y juveniles.

Hoy, su senda de éxito persiste como autora de letras de comparsas significativas como "La Tía de la tiza" en 2023 y, en el presente año, "La Chirigotera". La Pachanga, al nombrarla pregonera del Abreboca, reconoce la riqueza de su contribución al Carnaval de Barbate y destaca su papel vital en la historia de esta festividad.

El nombramiento de Mari Charo Suárez como pregonera no es solo resultado de casualidades, sino de causalidades, de razones que la hacen una elección justa y de honor para el Abreboca 2024. Con su llegada, la Pachanga da la bienvenida a una pregonera merecedora y deja en sus manos la responsabilidad de inaugurar otro año de festividades pachangueras. Después de su pregón, Mari Charo será parte de la rica historia del Carnaval de Barbate, marcada por el ritmo de caja y bombo, una historia que ella misma ha contribuido a tejer a lo largo de los años.

LA PACHANGA, 61 AÑOS DE HISTORIA Y LO QUE QUEDA

La sede de La Pachanga se convirtió en el epicentro de la celebración, marcando el comienzo del trigésimo sexto 'Abreboca'. Un evento especial que, este año, adquiere un matiz especial al cumplirse 61 años desde la fundación de esta icónica peña carnavalesca.

Cada año, los pachangueros son más conscientes de la gran responsabilidad que llevan consigo: la de dar continuidad al legado dejado por sus padres. Este año, con el 61 aniversario, La Pachanga enfrenta un relevo generacional formal, con una nueva junta directiva compuesta íntegramente por los hijos e hijas de los fundadores. Un cambio que se aborda siguiendo la enseñanza de sus padres y madres: haciendo equipo, siendo familia y manteniendo viva la esencia de la Pachanga unida.

Abreboca de la Pachanga.

La historia de La Pachanga es vasta, y su legado se sostiene en los hombros de los pachangueros fundadores, quienes dieron inicio a esta fiesta. A lo largo de los años, el Carnaval de Barbate ha evolucionado gracias a los sucesivos relevos generacionales que han situado a este pueblo como uno de los más destacados en la provincia en cuanto a festividades carnavaleras se refiere.

La celebración, marcada por cambios y evolución, ha alcanzado una potencia y calidad notables. Un carnaval robusto, moldeado por las generaciones que se transmiten el testigo año tras año. Aunque La Pachanga pueda ser la única peña carnavalesca hoy, también lo era en sus inicios. Esta perspectiva les permite mirar al frente con optimismo, creyendo firmemente en la longevidad del Carnaval de Barbate.

Al recorrer las calles, se aprecia la efervescencia del carnaval: agrupaciones legales e ilegales, niños, niñas, hombres, mujeres, chirigotas, romanceros y comparsas. El Carnaval vive en cada rincón. También al mirar hacia el Gran Teatro Falla, donde las majestuosas tablas reciben a nuevas generaciones barbateñas, como la comparsa Calle Febrero, con cuartas generaciones de pachangueros.

El coro de Barbate, alcanzando las semifinales por tercer año consecutivo, demuestra la experiencia y talento de sus componentes y autores. Y cómo no mencionar a la pregonera 2024, María del Rosario "Mari Charo" Suárez Varo, llevando a su comparsa, en su mayoría compuesta por mujeres, a las semifinales con letras de su autoría.

Este año marca la consolidación del relevo generacional en La Pachanga, pero también el florecimiento de nuevas generaciones en Barbate, aportando letras y coplas desde la Breña hasta el Falla. ¡Que viva el Carnaval! Y hoy más que nunca resonará en cada rincón de Barbate: "Salva Pachanga Unida, Salve Pachanga inmortal". Un grito que resuena con la fuerza de 61 años de historia y la promesa de un futuro vibrante para el Carnaval de La Pachanga.

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN