Quantcast
El tiempo en: Sanlúcar
Miércoles 23/06/2021

Días de barrunto

Mamma Mía

Dedicado a todas las madres del universo, especialmente a la mía. Muy feliz día de la madre

Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad Ai
  • Imagen de S. Hermann & F. Richter en Pixabay.

Después de pasar “Mi gran noche” deseando salir de aquel espacio reducido, “al alba”, mi trasero es un tambor golpeado sin piedad mientras unos seres con pijamas blancos y azules gritan “Bravo por la música” y la mayoría de la gente se regodea de mi sufrimiento “bailando”. Esto me parece un verdadero “escándalo”.

“Como una ola”, un torrente de lágrimas se agolpa en mis ojos mientras una bella “señora” me coge entre sus brazos y me canta sin cesar “como yo te amo”.

Cuando ya, por fin soy “libre”, me doy cuenta que comienza “la leyenda del tiempo”. No pasa nada, “resistiré” e intentaré que todo sea una permanente “alegría de vivir”. Ay “chiquilla”, “si a ti te hubieran dicho”…

Al poco de nacer, ya tengo claro que tus besos son siempre “bienvenidos” y deseo poder hablar para decirte a todas horas que “quiero tener tu presencia”.

“Ella”, lejos de quejarse, me halaga diciendo que yo soy su “dulce condena”. Yo, emocionado, le contesto a mi “dama, dama”, cuando me pregunta ¿Quién “eres tú”?, que me considero un afortunado “hijo de la Luna”.

Y así, muy “agradecido”, vivo feliz en “el sitio de mi recreo”, entre gritos de “te estoy amando locamente”. Pero me canso de esas “maneras de vivir” y quiero experimentar una “libertad sin ira” para convertirme en “un velero llamado libertad”.


Y es que es ley de vida. De pronto siento que “hoy no me puedo levantar” y te pido que “no controles” mi forma de pensar, aunque tus atenciones conmigo merezcan cada día” un beso y una flor”.

Y de esa manera podríamos estar “19 días y 500 noches”, pero no “vivo cantando”, porque pienso que “soy rebelde”, no tengo el “corazón contento” y me despierto siempre en la “calle melancolía”. En fin, que creo que “me estoy volviendo loco” y me siento “enamorado de la moda juvenil” por lo que “no me importa nada”.

Entonces, voy a comprar “un ramito de violetas”, porque vivo “entre dos tierras” y me doy cuenta de que “sin ti no soy nada”, porque me siento un “amante bandido”.

Ahora recuerdo constantemente tus palabras: Cuando te sientas mal, “no mires a los ojos de la gente”, tan solo “me llamas”; no te preocupes, que yo hago ”chas y aparezco a tu lado”.

Pero no es así, madre. “Solo pienso en ti” y no paro de preguntarme “por qué te vas”. “Algo se me fue contigo”, porque no veas lo que “ te echo de menos”.

A los que puedan hacerlo aún, que canten sin parar: “no te vayas todavía”

Dedicado a todas las madres del universo, especialmente a la mía. Muy feliz día de la madre.

COMENTARIOS