Quantcast
El tiempo en: Sanlúcar
Viernes 09/12/2022  

Cádiz

“No soy un salvador ni vengo a hacer la revolución cubana, pero me preocupa Cádiz”

Ismael Beiro, candidato a la Alcaldía de Cádiz con AxSí, comienza a reunirse con colectivos y a lanzar propuestas como construir un barrio en Zona Franca

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad Ai
  • Ismael Beiro, candidato de AxSí a la Alcaldía de Cádiz, en los estudios de 7TV.

AIsmael Beiro no ha dejado de sonarle el móvil en la última semana y media, desde que se hiciera público que liderará la candidatura de una coalición política impulsada por Andalucía Por Sí (AxSí). “Me han felicitado alcaldes de toda España”, y en su agenda cuenta con 450, “rectores de universidades, CEO de empresas, músicos...”, asegura, “diciéndome que me votan”. “Les respondo que tendrán que empadronarse en Cádiz”, bromea, para celebrar el apoyo recibido. El gaditano, popularmente conocido por su paso por la primera edición de Gran Hermano, empresario y colaborador y presentador de televisión, se jacta de haber desarrollado una carrera profesional “sin dejar ningún muerto por el camino”.

Con la misma intención encara ahora este gaditano criado en Loreto y bien conocedor de cada rincón de la localidad (porque se estrenó como repartidor de pizzas con 16 años, “sin GPS”, recuerda) su nueva faceta. “Di el paso para presentarme” como candidato a la Alcaldía “porque me preocupa la falta de oportunidades de Cádiz” y las que se están dejando pasar. Y aclara que “no vengo a medirme a nadie”, cuando se le pregunta sobre si prefiere enfrentarse a José María González, Kichi, actual alcalde, en las urnas.

“No vengo a echarle un pulso al actual equipo de Gobierno y no me preocupa el resto” de números uno, asegura. Ni tan siquiera, agrega, “me preocupa lo que piensen de mí” por su presencia en la tele. “Lo que me preocupa es hacerlo bien”, remacha.

Antes de los comicios, Ismael Beiro quiere tomar contacto con el mayor número posible de colectivos con una agenda agotadora. “Quiero mantener diez reuniones al día”, sostiene, aunque reconoce la dificultad. “Quiero ir barrio a barrio, calle a calle, gaditano a gaditano”, añade para explicarles, en primer lugar, que contará con el mejor equipo.

“No estamos pensando en las 20 personas que tienen que ir en lista”. Con AxSí, formación con la que se siente cómodo y le da cobertura gracias a la experiencia de sus cuadros en la elaboración de programas y diseños de campañas, trata de incorporar a vecinos que puedan aportar propuestas.

A todos les cuenta lo mismo: “No soy un salvador, ni un William Wallace, ni pretendemos llevar a cbao un desembarco de Normandía ni ninguna revolución cubana” en el Ayuntamiento. “A todos les tiendo la mano”.

Ismael Beiro no le duelen prendas en reconocer que obtener una mayoría suficiente para gobernar en solitario, e incluso que su candidatura sea la más votada, es difícil. Pero no le importa. “Esto es una carrera de fondo y lo importante, acabes primero o el número cincuenta, es acabarla”. De manera que garantiza que ha llegado a la política con vocación de permanencia en la oposición.

Aunque no le gusta el término. Si no gobernara o fuera llave de gobierno, “seré embajador por el desarrollo de la ciudad”, participando “de una institución en la que se toman las decisiones importantes”.  “No vengo a juzgar a nadie, sino a echar una mano para que, entre todos, tengamos una ciudad que prospere”, insiste, y recuerda que el prestigioso diario New York Times apuntó a Cádiz como uno de los mejores lugares para vivir y visitar. “Habría que imprimir el artículo y colgarlo en inglés y en castellano en cada negocio de la ciudad”, afirma, porque el candidato se muestra muy orgulloso de su tierra natal. “El monumento más importante que tenemos en Cádiz son los gaditanos”, remacha.

Ismael Beiro hace referencia reiterada al turismo. “No podemos rechazar la industria” porque genera empleo estable y de calidad, pero “tenemos las mejores playas y somos hospitalarios”. Considera que es importante potenciarlo y entra de lleno en varios de los debates abiertos por el equipo de Gobierno al respecto. En resumen, se muestra favorable a una ecotasa de 0,50 céntimos para destinar lo recaudado a polítca medioambiental, considera que, efectivamente, es necesario regular las viviendas con fines turísticos, y plantea que los taxis contemplen en sus tarifas una reducida para gaditanos empadronados y otra, más elevada para turistas.

No son las únicas propuestas que lanza, sin apenas dar oportunidad a hacer otras preguntas, de cara al futuro de la ciudad. Desde modificar la ordenanza de terrazas para, garantizando la seguridad, mejorar las condiciones de la Policía Local, o permitir más mesas e iluminar las playas por la noche, hasta construir un nuevo barrio en Zona Franca, porque terreno hay en Cádiz todavía, defiende, con “casas baratas”, como antes, y una modificación del PGOU para que haya más pisos y más plantas por edificio.

“Tengo muchas ideas”, concluye, y “quiero compartirlas con todo dios”.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN