El tiempo en: Sanlúcar
Martes 21/05/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Cádiz

Denuncian un caso de bullying en San Felipe Neri: “Le han aislado; no quiere ir al cole”

Según relata el padre del menor, todo comenzó en el patio el curso pasado cuando su hijo se negó a apostar con dinero para jugar a la PlayStation

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad Ai Advertisement Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Colegio San Felipe Neri de Cádiz -
  • La respuesta a esta decisión fue que "lo sacaran" de los grupos de WhatsApp y Play "mientras recibía insultos escritos y por audio"
  • Desde la Delegación territorial de Educación confirman la apertura de un protocolo "de integración y prevención"
  • La familia carga contra el centro educativo por su gestión del caso. "No ha abierto ni un solo parte ni ha expulsado a nadie"

“Mi hijo no quiere ir al colegio, va obligado por mí. Está en Secundaria y no queremos que pierda clase”. El que habla al otro lado del teléfono es el padre de un menor de 14 años del Colegio San Felipe Neri de Cádiz que prefiere no dar datos personales para proteger al adolescente, cansado de que el centro donde estudia desde niño “no tome medidas, no haya abierto un solo parte ni haya expulsado a nadie” por el presunto acoso escolar que sufre desde el curso pasado. 

Un duro “peaje”, narra su progenitor, que lleva soportando desde el momento en el que se negó a realizar una apuesta económica para jugar a la PlayStation con su grupo de amigos “de toda la vida”. Aunque ya antes había habido insultos por parte de un compañero de clase, fue su negativa a participar en este juego con dinero de por medio la que lo dinamitó todo, según el testimonio de su padre a VIVA CÁDIZ. A las pocas horas, los que hasta entonces consideraba sus amigos, comenzaron a hacerle el vacío. “Cuando llega a casa se encuentra que el resto de amigos comienzan a sacarlos de todos los grupos de WhatsApp y Play, mientras recibía insultos a través de escritos y audios de WhatsApp”, denuncia su padre.

Esa misma tarde para la que la cosa no fuera a más, los padres del menor enviaron mensajes por privado a las familias de los alumnos poniéndoles al tanto. No sirvió de nada, a medida que pasaban los días, su hijo estaba cada vez más solo y era objeto de insultos  por parte de sus compañeros. Comenzaba un “calvario” que aún hoy persiste. “Le llamaban enano, rata de mierda, calvo...entre una larga lista de descalificativos a la que al poco tiempo se unió el  de “chivato”, a raíz de que algunos padres  de los niños involucrados los castigaran por lo ocurrido. La cosa no mejoró. Al contrario. Todo “creció como una bola” cuando se abrió un protocolo de acoso escolar y se llamó al orden al estudiante llevaba la voz cantante.

Sin partes ni expulsión

Pese a todo, la medida no supuso su expulsión, como ha ocurrido este curso con otro protocolo de aislamiento por la actitud de otro compañero que “va diciéndole a todo el mundo en el recreo que no se junten con mi hijo y los tiene amedrentados. Le han aislado. No quiere ir”.  “Hace una semana un alumno insultó a una profesora y lo expulsaron, pero mi hijo lleva dos cursos y nadie hace nada”, se queja su padre, después de narrar otro episodio muy serio cuando su hijo recibe una llamada desde un número oculto en la que le amenazan de muerte el día de la fiesta de fin de curso. Terminan en Comisaría, la Policía interroga al adolescente y los hechos acaban en una denuncia, con hasta 15 alumnos implicados, que es derivada a la Fiscalía del Menor, la cual finalmente archiva el  caso (por la llamada telefónica). Tras plantear “40.000 opciones” al colegio, al que se refiere como "un muro infranqueable", la familia ha decidido denunciarlo todo ante la opinión pública y narrarlo también en sus redes sociales. No piensan quedarse de brazos cruzados, ni están dispuestos a que su hijo tenga que dejar de ir al colegio. "Quienes tienen salir de los colegios son los acosadores, no los acosados, la Policía saca al maltratador de la casa, no a las maltratadas", sentencia. También ha creado una Plataforma de Alumnos afectados por el Bullying en San Felipe Neri. Aseguran que el caso de su hijo ni ha sido ni es el único y que muchas familias están contactando a raíz de hacerlo público. 

Este periódico ha intentado contactar con el colegio para que aportara su versión. Por su parte, desde la Delegación territorial de Educación indican que el centro “puso en marcha el protocolo correspondiente tanto de integración como de prevención y que el Servicio de Inspección está colaborando estrechamente con la dirección desde que tuvo conocimiento". 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN