El tiempo en: Sanlúcar
Lunes 22/04/2024  

Campo de Gibraltar

Exclusiva

Arte contra el estigma del VIH en los escaparates de Algeciras

Una docena de artistas toman parte en Arte PositHIVo en la localidad algecireña. Concurren obras en establecimientos de otras cinco ciudades

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Las obras que concurren desde Algeciras. -
  • Las tres obras más votadas hasta el momento son propuestas algecireñas
  • El certamen busca concienciar sobre esta enfermedad con obras reivindicativas

Más de una treintena de artistas participan en la edición de este 2023 de Arte PositHIVo, un certamen que “no solo celebra la diversidad y la creatividad, sino que también aborda una causa crucial al unirse a la lucha contra el estigma asociado al VIH", se describe en su web. Las obras están dibujadas sobre los escaparates de comercios y establecimientos de Algeciras, Madrid, Barcelona, Palencia, Salamanca y Sabadell.

Hasta el momento, las tres obras más votadas corresponden a artistas que exponen en escaparates de Algeciras, que copan ocho posiciones entre las diez primeras. En total son doce artistas los que concurren desde la localidad algecireña. El plazo para apoyar a la obra que prefiera termina el día 25 de octubre.

“Las artistas se han unido con pasión y determinación para concienciar sobre esta enfermedad a través del arte, promoviendo la emoción y la reivindicación en cada obra”, destaca la organización, que corresponde a Pride VIH.

El Pide Positivo nace en 2022 con la vocación de “llamar la atención sobre la persistencia del estigma y la discriminación asociada al VIH”.  Pride+ es una iniciativa para “poner en valor los cuarenta años de activismo y resiliencia que, tras más de cuatro décadas desde el inicio de esta pandemia el VIH ha sido vector de diversos cambios sociales, como la petición del matrimonio igualitario”.

En 2023 la iniciativa vuelve a a salir a las calles para continuar dando visibilidad a las 150.000 personas con VIH que se estima que hay en España, porque “lo que no se ve, no existe, y el VIH es una realidad oculta tras el miedo y el estigma social”. 

El Pride+ nace “de y para las personas que viven con el VIH”. Con este macroevento pretenden volver a ser un año más el altavoz de sus necesidades, reivindicaciones y lucha por la equiparación de derechos.

“Ellas han sido el motor y han participado en todas las fases de este evento único en el mundo, desde su diseño hasta su culminación con la multitudinaria marcha que tuvo lugar en octubre de 2022. En esta manifestación, por primera vez muchas personas con el VIH tuvieron la oportunidad de salir a la calle y salir del armario del VIH en el que algunas vivían recluidas desde hace muchos años por miedo al estigma”, explica la organización. 

Doce obras en Algeciras

La imagen de Medusa centra el trabajo de Theresa Nouvelle. Es “un ser mitológico que convertía en piedra a todo aquel que le mirase a los ojos. Su cabeza fue utilizada como arma por Perseo, el mismo que la decapitara y quién más tarde se la diera a la diosa Atenea, quien la llevó en su escudo. Desde la antigüedad griega, la Medusa aparece representada en el artilugio que aleja el mal, también conocido como Gorgoneion. En esta propuesta mural para la iniciativa de Pride Positivo, se ha querido representar a Medusa por ser una figura vehemente y poderosa que actúa con furia contra el estigma del VIH”.

Elena Novoa explica que “me inspiré en uno de mis cantantes favoritos, Freddie Mercury, quien contrajo el VIH a finales de los 80. Su pérdida supuso un cambio en la lucha contra el estigma asociado al VIH y contra la homofobia. Retratar a Freddie es mi forma de homenajear todo lo que abarca esta iniciativa”.

Toñi Sánchez concurre con una obra de piezas cerámicas que “son reflejo de las personas y cómo han sido modeladas a lo largo de su vida; entre ellas se teje una red de hilos y cadenas representando los prejuicios y las infinitas dificultades que las personas con VIH se encuentran en su día a día”, describe su instalación.

Esther Rubio participa con una pintura “floral elegante y dulce y en el centro un pequeño escrito con un mensaje potente (Ven, te voy a indicar cómo derretir el hielo de tu ignorancia). He escrito este mensaje porque lamentablemente, las nuevas generaciones están al margen de lo acontecido en los 70 y 80. La enfermedad mortal no sólo se cobró millones de vidas sino que los discriminó, aisló y apartó de la sociedad”.

Una obra con la que “quiero hacer hincapié en despertar conciencia y descubrir los perjuicios que como sociedad tenemos compartidos y echamos sobre personas que no necesitan ser ni juzgadas ni sentenciadas. Simplemente necesitan ser respetadas y queridas siendo una más dentro del mundo”, es lo que expresa Lucía Escuön con su mensaje.

Con su obra, Ana Pérex quiere “expresar que todos debemos dejarnos fluir por la intención de nadar juntos y no dejar a ninguna persona atrás, sin importar su color. En este caso, con peces, los rojos representan a las personas afectadas por el VIH, mostrando cómo pueden nadar todos juntos en la misma dirección, integrándose entre sí”.

Irene Barrero indica que “quería que fuese algo atractivo, positivo, vistoso y que diese un toque de luz a algo que tan estigmatizado está y tanta importancia tiene. Por supuesto las palabras están muy seleccionadas y quería que resaltasen mucho, había más pero me faltaba espacio, están las que debían al final”.

“Tienes el deber de mirarte y el derecho a ser visible”, reivindica Jesús Calderón en una obra que “se aproxima a la realidad del VIH desde dos perspectivas: la personal y la social”, con la “reciprocidad de estas dos perspectivas”.

Cristina Harillo reivindica “la lucha contra el estigma del VIH y el deseo de que quienes lo padecen vivan con igualdad y dignidad, liberándose de la estigmatización”.

“Lucha contra la inVIHsibilidad” es el mensaje que resalta el trabajo de Marcos Fernández “No pases de largo. ¿Te ves reflejado? Saca tus puños y plántale cara. Lucha contra los estigmas, los prejuicios, las desigualdades y tantos recortes en recursos. Lucha con orgullo por los derechos humanos y la igualdad”.

La propuesta de Santos Álvarez pasa por “mostrar a personalidades destacadas de diversos ámbitos, como el deporte, las artes escénicas, la política y la literatura, que viven con el VIH y llevan una vida personal y profesional plena. Mi objetivo es desestigmatizar y combatir el rechazo que, lamentablemente, todavía persiste”.

El significado del trabajo de Juan Sierra “es el círculo, que para mí significa, entre otras cosas, el abrazo, la integración y el juego. Como puedes ver, juega con las dos palabras VIH y sida, componiendo la palabra VIDA, y las demás letras se quedan ahí, como en la sombra. Por otro lado, se ven pequeñas esferas que simbolizan el virus  y las personas conviviendo tan normalmente entre ellas”.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN