Quantcast
El tiempo en: Sanlúcar
Jueves 01/12/2022  

Jerez

El Ministerio de Defensa británico cataloga de ?correcta? la conducta del escuadrón

Fuentes oficiales confirman el incidente con la patrullera de la Guardia Civil el viernes 10 de abril

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • El incidente se produjo en la zona oeste de la pista de aterrizaje.
  • Defensa desmiente el uso de armas y las amenazas contra la Guardia Civil
  • En caso de repetirse la situación, los agentes del escuadrón deberían actuar de igual forma
En el curso de una reunión celebrada en la mañana de ayer lunes para valorar los hechos acaecidos en la jornada del viernes 10 de abril entre una patrullera de la Guardia Civil y una del Gibraltar  Squadron, se decidió que la acción emprendida por los agentes británicos del escuadrón fue la “correcta” y “adecuada” en vista de sus responsabilidades.

Fuentes del Ministerio de Defensa (MoD) británico en Gibraltar informaron ayer a este diario que “en ningún momento se produjeron amenazas” por parte de los agentes británicos contra los españoles, añadiendo que “tampoco se hizo uso del armamento de la patrullera del escuadrón como medida disuasoria para que la Guardia Civil abandonara las aguas gibraltareñas”.

Se especifica que la lancha del Squadron tiene dos armas a bordo, pero localizadas en la zona de popa del barco, con lo cual desmienten que se acercara a la patrullera española y apuntaran con su armamento. “No pudo hacerlo”, asegura el MoD, “si el armamento está detrás y se acercan con la proa”.

Relatan las mismas fuentes que la patrullera del Gibraltar Squadron se acercó a la Guardia Civil, ya que dentro de sus responsabilidades está velar por la seguridad en las aguas de Gibraltar.

El oficial al mando de la patrullera británica se dirigió a los agentes españoles preguntándole en inglés cuáles eran sus intenciones. Al no obtener respuesta volvieron a dirigirse a ellos requiriéndoles que se marcharan de forma inmediata. Según la versión oficial del MoD tampoco obtuvieron respuesta de los agentes españoles.

Ante la inminente llegada a la base naval del Peñón de la fragata de la Royal Navy, HMS Argyll, la patrullera del escuadrón se marchó de la zona al tener que actuar como escolta del buque. Informó por radio al cuartel general y desde allí a la residencia del gobernador, The Convent, donde se decidió que se desplazara a la zona una lancha de la Royal Gibraltar Police (RGP). Cuando este cuerpo se aproximó al lugar del incidente y la patrullera del escuadrón regresó, la Guardia Civil había abandonado la zona.

Desde el Ministerio de Defensa británico se ha estimado que el trabajo desempeñado por los agentes del escuadrón fue “correcto” y que en caso de que volviera a producirse esta situación, “deberían actuar igual ya que estarían cumpliendo con las responsabilidades y obligaciones establecidas en el reglamento del cuerpo”. La versión oficial del MoD por lo tanto difiere de los datos conocidos hasta el momento, que apuntaban a la expulsión de la Guardia Civil amenazando con armamento.

La oposición pide que se reclamen las 12 millas de aguas
Para la oposición gibraltareña el hecho de que la patrullera de la Guardia Civil tuviera que ser forzada a abandonar las aguas de Gibraltar, “es una reflexión que apunta a que las autoridades españolas continúan actuando como si el mar que rodea al Peñón les perteneciera y pudieran ir y venir como quisieran”.

Socialistas y liberales catalogan de “absurda” la postura oficial española de que Gibraltar no tiene otras aguas que las del interior del Puerto, que fueron cedidas bajo el Tratado de Utrecht. Bajo la ley internacional, explica la oposición liderada por Joe Bossano, “Gibraltar reclama tres millas de aguas territoriales y tiene derecho a reclamar doce cuando es geográficamente posible. Existe asimismo una línea medianera en la Bahía que delimita las aguas españolas de las gibraltareñas”.

Para la oposición no tiene sentido que “precisamente en el momento en que se nos está hablando de un nuevo clima de relaciones entre Gibraltar y España, Madrid adopte una postura más agresiva en este asunto”. Para la coalición, que recuerdan casos como el del ‘HMS Sussex’, las protestas de Madrid por el ‘Eastside’ o el caso aún sin resolver de las aguas de alrededor del Peñón listadas como españolas bajo una directiva de la UE, la acción tomada por el MoD con respecto a la patrullera española, no es más que una defensa a la ley internacional.

La oposición reitera que “ya es hora de que se ponga fin a las pretensiones españolas, reclamando las doce millas de aguas territoriales que Gibraltar tiene derecho a disfrutar”.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN