Quantcast
El tiempo en: Sanlúcar
Viernes 09/12/2022  

Málaga

El Málaga CF se desmorona ante el Albacete y La Rosaleda sentencia a Guede (1-2)

Los goles tempraneros de Higinio y Manu Fuster dejaron en nada el intento de remontada de Escassi (1-2) y a la afición, harta de la imagen del equipo en casa

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Otro nuevo tropiezo en casa del Málaga, incapaz de darle alegrías a su afición.

No hay manera. El Málaga volvió a tropezar consigo mismo. Ni rastro de ese equipo que apuntaba a ser infranqueable hace unas semanas. Pitada dolorosa y una sentencia clara: “Guede, vete ya”. Así se las gasta un equipo incapaz de ser consistente atrás y acertado en el gol. El Albacete vino, vio el descalabro atrás, marcó dos goles rápidos y aguantó. Jugó sus cartas, perdió tiempo y rozó el tercero en varias ocasiones. Hace tiempo que La Rosaleda es un campo facilón para cualquier equipo que pueda parecer inferior.

Salió aplatanado el Málaga, como derretido por los 30 grados que pegaban en el templo. Un error en el despeje de Juande acabó en gol de cabeza de Higinio en la primera que tuvo el Albacete. Un minuto después, otro fallo en la dejada de Fran Sol acabó en un gol digno de meme, Manu Fuster con disparo y rebote, con el equipo roto en el repliegue (0-2, minuto 7).

Mejoró porque no le quedaba otra, con un Aleix Febas que es el timón ofesivo de este equipo. Hasta que llegó la fórmula simple e infalible: el centro al área. Y fue la garra de Escassi, que remató con la testa y con el alma y, tras el rechace, obró el 1-2. Se hizo base para una remontada que acabaría en intento. Ocurrió todo esto en 20 minutos y dio tiempo hasta a una lesión del colegiado, Gorostegui Fernández-Ortega. Ni su gemelo aguantó el ritmo frenético.

Tanta pólvora arriba como debilidad atrás, eso es este equipo, un flan en defensa que se acorrala a sí mismo en cada saque de puerta: laterales demasiado estirados y centrales muy expuestos a la pérdida. A Guede le va el riesgo, para lo bueno y para lo malo. Genaro, irreconocible, estuvo muy errático y Juande tampoco le acompañó. Este equipo ha encajado seis goles en dos partidos en La Rosaleda y urgen cambios desde ya.

Tras un primer tiempo repleto de parones, la afición aplaudió el redebut de Alfred N’Diaye y la entrada de Jozabed. Genaro y Ramón se quedaron en el banquillo. La primera jugada ya fue ocasión para Rubén Castro, que se topó con el palo diez minutos más tarde. Mientras el físico iba a menos, el Málaga logró asediar la meta de un inspirado Barragán bajo palos, pero no había ese acierto necesario. El meta del conjunto manchego salvó  tres clarísimas y logró mantener el resultado, que sumado a los parones, convirtieron en oro.

En esas, seguía ralentizando el juego el equipo de Rubén Albés. Los de blanquiazul seguían centrando demasiado su juego por dentro, pero muy lento, sin puñales por banda y sin noticias de ese Gallar decisivo. Entró Pablo Hervías para buscar algo de desequilibrio por banda, pero tampoco sirvió.

La desesperación llevó a la falta de cordura y Guede llegó a juntar en el verde a Chavarría, Rubén Castro, Fran Sol, Fran Villalba, Aleix Febas y Pablo Hervías. Todos jugadores de ataque. Escassi y N’Diaye de centrales, el reloj a mil por hora y la afición impaciente. Una vez más, no se impidió el descalabro en casa, donde no se gana desde el 20 de noviembre de 2021. Hay plantilla, pero de nuevo queda en entredicho el plan de Guede, ese plan camaleónico y empecinado en llegar a un puerto que nadie sabe dónde está. Da igual el dibujo, ni 5-3-2 ni 4-4-2 ni 4-2-3-1. Las piezas siguen sin encajar.

El técnico pidió paciencia en rueda de prensa, se justificó e incluso no encontró explicaciones a tantos porqués. Veremos si en este contexto de frustación se toman decisiones en frío, y n se cae en precipitaciones. El mejor ataque siempre parte de una buena defensa...  y no la hay, como tampoco se ve que exista un plan creíble. Guede, señalado y los jugadores, en entredicho. Ser del Málaga es vivir en una isla entre dos mares, el de la ilusión y la decepción.

Ficha Técnica

Málaga CF: Manolo Reina, Jiménez, Juande (Fran Villalba, 81’), Genaro (N’Diaye, 45’), Juanfran (Hervías, 69’); Ramón (Jozabed (45’)n, Escassi, Febas, Gallar (Chavarría, 85’), Fran Sol y Rubén Castro.

Albacete:  Barragán, Alonso, Boyomo, Djetei, Rodriguez, Riki (Maestre, 85’), Olaetxea, Fuster (Rubén, 58’), Maikel Mesa (Martínez, 65’), Higinio (Duba, 46’) y Juanma.

Goles: 0-1, Higinio (5').  0-2, Manu Fuster (7'). 1-2, Escassi (17').

Árbitro: Gorostegui Fernández-Ortega. Amarillas a N’Diaye y Ramón del Málaga y a Duba, Mesa, Higinio, Boyomo. Olaetxea y Barragán del Albacete.

Incidencias:  Partido de la jornada 4 de LaLiga Smartbank disputado en La Rosaleda ante 1818.634 espectadores.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN