Quantcast
El tiempo en: Sanlúcar
Viernes 09/12/2022  

Provincia de Cádiz

El suministro para consumo humano está garantizado para dos años en la provincia de Cádiz

La Junta admite que la situación es preocupante pero toma medidas para evitar escasez con obras millonarias en pantanos y depuradoras

Publicidad AiPublicidad Ai Andaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • El abastecimiento de agua está garantizado sin restricciones.

El agua embalsada en la provincia de Cádiz se encuentra por debajo del 30% pero la situación, si bien es grave, especialmente en el Campo de Gibraltar, no es alarmante. La delegada territorial de Medio Ambiente y Cambio Climático, Ana Bertón, apunta que el suministro está garantizado para dos años y no prevé cortes en un corto plazo. En conversación telefónica, Bertón recuerda que hay un plan de ahorro activado que, entre otras medidas, contempla la reducción de un 10% en la presión, prohibe regar los jardines, llenar las piscinas y baldear las vías públicas, al tiempo que se llevan a cabo campañas de concienciación.

Y valora, por otro lado, las iniciativas contenidas en los dos decretos de sequía con medidas urgentes, administrativas y fiscales para apoyar al sector agrario, y llevar a cabo obras para prevenir catástrofes y pérdidas en embalses o el aprovechamiento de aguas residuales para la idustria o la agricultura con sistemas terciarios en las depuradoras.

Bertón enumera una larga lista de proyectos, como el previsto para la ampliación y mejora de la EDAR El Torno, en Chiclana, con un coste de ejecución de diez millones de euros; las obras de gestión de catástrofes de las presas de Bornos, Guadalcacín y Barbate, con presupuestos de más de 700.000 euros, en un caso, 1,3 millones de euros, en el otro, y 1,8 millones de euros en el tercero, a los que hay que sumar casi otros 1,3 millones de euros para la presa de Arcos y 4,7 millones de euros para la de Guadarranque.

La Junta prevé incluso, remarca, destinar tres millones para la construcción de la presa de Gibralmedina en la margen izquierda del Guadiaro, que regularía las 5.000 hectáreas de regadío del Valle del Guadiaro que vierte al mar 700 hectómetros cúbicos cada año, pese a ser una obra de interés general del Estado. Por ello, reclama la implicación del Gobierno y, en la línea del PP, la necesidad de convocar la Mesa Nacional de la Sequía para dar respuesta al grave déficit hídrico que sufren nuestras cuencas.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN