El tiempo en: Sanlúcar
Miércoles 21/02/2024  

Sanlúcar

Exclusiva

La UE incrementa la inspección en el sector pesquero en lugar de mejorar la gestión

Los pescadores de Sanlúcar lamentan que la Unión Europea no atienda las verdaderas necesidades del sector

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
  • Un marinero en el puerto de Bonanza, en Sanlúcar. -

El Parlamento Europeo (PE) aprobó, a mediados de octubre, la modificación del reglamento de control que supondrá un aumento de las nuevas normas de control e inspección sobre la actividad pesquera. 

Desde la Cofradía de Pescadores de Sanlúcar lamentan que este órgano europeo "vuelva a apostar por la inspección de la pesca en lugar de la gestión". Con esto se refieren a diversas medidas que son necesarias para este sector y que aún no han visto la luz como aumentar los planes de pesca, mejorar el reparto de las cuotas o actualizar normativas que se encuentran desfasadas.

Según fuentes del PE la legislación, busca garantizar la trazabilidad de la pesca en toda la cadena de suministro. Sin embargo, lamentan que “desde nuestra opinión y posición, la trazabilidad en los puertos/lonjas ya está implantada, si bien, cualquier herramienta que extienda dicha trazabilidad hasta el final de la cadena de comercialización, será bienvenida”.

Sin embargo, sin atender a estas demandas, el nuevo reglamento contempla medidas como la obligación de instalar sistemas electrónicos de seguimiento a distancia (cámaras) durante los próximos cuatro años, algo que no entienden desde el sector.

"Es una nefasta normativa de descartes que se ha demostrado desde su implantación que no es real, ni objetiva, ni adaptada y por tanto no se puede cumplir prácticamente en determinadas modalidades. Ahora se añade una complicación más instalando cámaras y videovigilancia, en lugar de revisar la normativa y adaptarla a la realidad de las operaciones de pesca que se dan diariamente", lamentan desde la Cofradía.

Más control en la pesca

Otra medida se centra en el control de potencia de los motores de las embarcaciones mayores de 221 Kw, que usen artes tipo arrastre y cuya evaluación de riesgos sea elevada, también durante los próximos cuatro años.

Los pescadores entienden que la solución a los problemas del sector no está en incrementar la inspección de la actividad sino en gestionar los recursos de las cofradías de manera eficaz y actualizada. " Desde nuestro punto de vista y posición el acuerdo alcanzado, es decir, las nuevas normas de control no son equilibradas y no eran necesarias para el sector básicamente porque el sector no necesitaba elevar el control, sino necesita potenciar y mejorar la gestión, ya que no se puede basar toda la política pesquera comunitaria en la inspección y control", explican desde la Cofradía de Pescadores de Sanlúcar.

Además, los profesionales del sector no entienden que generalicen las sanciones y reglas entre los países de la Unión Europea sin tener en cuenta las necesidades y características de cada pesquería o flota. En este punto, resaltan que la mayoría de las sanciones graves que un barco pueda tener, conllevan a la perdida de subvenciones o inhabilitación para recibirlas. Por tanto, la UE tendrá que decidir si quiere dar ayudas o si, por el contrario, aplica ese listado y los barcos no podrán acceder a dichas ayudas (algo que ya está sucediendo con frecuencia).

Desde la Cofradía esperan que el Parlamento Europeo tenga en consideración las demandas del sector y atienda a las verdaderas necesidades que tiene la pesca.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN