El tiempo en: Sanlúcar
Lunes 22/04/2024  

Si caminito al estadio

¿Soñamos?

Un equipo sólido y una plantilla competitiva, a falta del extremo y del 9, los ingredientes perfectos para disfrutar un poquito más y sufrir un poquito menos

Publicado: 15/08/2023 ·
21:40
· Actualizado: 15/08/2023 · 22:20
  • Cádiz - Alavés. -
Autor

Carlos Natera

Cadista y periodista, en ese orden. Ahora dirige su propia agencia de comunicación. Lo malo es que lo hace desde Sevilla

Si caminito al estadio

Optimistas patológicos y derrotistas típicos están invitados a leer las opiniones cadistas del autor

VISITAR BLOG

Si echamos la vista atrás y recordamos la plantilla con la que Cervera ganó por primera vez tras aquel ascenso glorioso nos llevaríamos las manos a la cabeza. Quien diga que el equipo no ha mejorado, que revise también, si no se acuerda, la infernal racha de derrotas al comenzar la temporada pasada, sus titulares y suplentes. Entonces tuvimos que esperar al invierno y casi nos cuesta un descenso, pero en 3 años hemos pasado de los Bodiger, Jonsson, Alarcón y Malbasic a un equipo que compite con Roger, Machís, San Emeterio o Escalante (que aunque hiciera de karateka se lo tenemos que perdonar). El aroma que se respira es muy distinto al de otras temporadas, no me digan que no, respetando por supuesto a quienes se dejaron la piel entonces por la elástica amarilla. Nos faltan cosas, cómo no nos va a faltar si hasta Xavi o Carletto rumian sus necesidades por las salas de prensa, pero ahora Sergio pinta sus onces con acuarela y brocha fina. 

Yo a estas alturas sueño con una temporada de relax. Ay, si tuviéramos por fin un añito tranquilito, 2 victorias en septiembre, un buen empate ante el Girona,  el delantero de 8 goles –no digo ya 12 ni 10, sino 8 goles tan siquiera–. Ay, si tuviéramos también a Fali sin lesiones musculares, febrero sin derrotas, los desfribiladores del Estadio cogiendo polvo y el Puerta del Mar calmado los domingos, con torceduras de tobillo, bajadas de tensión y otras cosas veredes. Este año aspiro a que perdamos 3 o 4 gafas de sol cada uno por quitarnos la camiseta al celebrar los goles, quedar el 12º y no el 11º solo por respeto a las leyendas de Mágico y Cervera y que la última jornada juguemos con suplentes y filiales, mezclando la parsimonia competitiva con la fiesta fin de curso en el graderío. ¿Soñamos?

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN