El tiempo en: Sanlúcar
Sábado 18/05/2024  

Si caminito al estadio

De empate en empate y tiro a Kubo porque me toca

Un empatito más para un Cádiz que, puntito a puntito, sigue sin caer en descenso pero sin separarse de él

Publicado: 22/12/2023 ·
17:17
· Actualizado: 22/12/2023 · 17:17
  • Luis Hernández y Fali intentan frenar el ataque de Kubo. -
Autor

Carlos Natera

Cadista y periodista, en ese orden. Ahora dirige su propia agencia de comunicación. Lo malo es que lo hace desde Sevilla

Si caminito al estadio

Optimistas patológicos y derrotistas típicos están invitados a leer las opiniones cadistas del autor

VISITAR BLOG

Kubo llenó en el Nuevo Mirandilla un cubo de lágrimas tras el partido. Afectado y triste, se quejó amargamente en redes sociales de que el equipo amarillo no le pusiera una alfombra roja dirección a la portería para que marcara un gol. ¿Por qué le haces sufrir al chiquillo, Rubén Alcaraz? ¿No te das cuenta de que está acostumbrado a que le dejen pasearse camino al área? ¡Mira que hacerle una falta con un agarrón! ¡Qué desconsiderado! Lo cierto es que si Kubo es de los mejores jugadores de la Liga, ayer no se notó, gracias al trabajo de Alcaraz, Navarro y, sobre todo, Lucas Pires: un lateral de Primera que se ha asentado en la titularidad con grandes actuaciones en ataque y defensa. Decían que un lateral brasileño no podía ser buen defensor. Esa mala fama nos ha privado demasiadas jornadas del bueno de Lucas, que si bien ataca como un auténtico puñal, defiende a la altura de un defensor de primer nivel. 

¿Y quién quiere ganar un partido pudiendo acumular empate tras empate? En la Liga donde casi nadie gana, el Cádiz es el rey. Por quinta jornada consecutiva, los de Sergio no pierden pero no ganan, no suman de 3 pero no se quedan a 0, no entran en descenso pero tampoco se alejan mucho. O lo que es lo mismo, una jornada menos para acabar la Liga, en la tensa calma, mirando más abajo que arriba; es decir, más de lo mismo. El Cádiz empata pero ¡vaya empate! Ante todo un equipo Champions como la Real, los amarillos cuajaron un encuentro muy completo al que sólo le faltó la guinda del gol, esa cosa tan preciada en tiempos de 5 defensas, dobles laterales y coberturas por doquier. Los vascos vinieron al sur con vitola de favorito y empezaron demasiado confiados, como haciéndose valedores de una victoria antes incluso de jugar la partida. Tuvo el Cádiz en la primera mitad sus mejores minutos, con ocasiones  en ataque y seguridad en defensa.

Pero no nos cayó  el Gordo de los 3 puntos, sumando el Cádiz otra semana sin ganar. Desde comienzos de septiembre no lo hacen los de Sergio, que empate a empate, como la hormiga labradora, va acumulando puntitos en la saca para en el mes de mayo cumplir el objetivo. Una racha que sí se rompió, y que es digna de valorar, es la de la portería a 0. Y es que desde septiembre también no lograba el Cádiz irse a dormir sin encajar. Cervera ya nos enseñó que el cerrojo en la puerta propia es condición sine qua non para lograr la permanencia. Pero condición para tal cosa, es decir, la condición de la condición, es contar con buenos efectivos atrás. Dice Vizcaíno que no piensa en traer refuerzos este invierno. No peinar el mercado en busca de un central sería un tremendo error. El Cádiz tiene un gran problema de calidad en su defensa. Si Fali y Luis Hernández no forman pareja, el equipo sufre. Chust es un buen suplente, pero le falta ese punto de madurez para no cometer errores, además de contundencia en los duelos. Momo ya se demostró que no es jugador para Primera División mientras que Meré parece que aún no tiene forma física (y ya estamos acabando el año). Fichar a un central debería ser una prioridad para el director deportivo en estas Navidades. Si Fali se resfría no me quiero ni imaginar la tragedia. Ahora regresa Luis, buena noticia, pero las lesiones en este nuestro fútbol moderno son cada vez más habituales y no podemos andar cortitos de efectivos allá donde de verdad se ganan partidos: en la propia meta.

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN